La construcción de las piscinas de poliéster

El poliéster es un material altamente deformable lo que permite los pequeños movimientos del terreno sin que le afecte a su estructura. La construcción de esta tipología de piscinas es un proceso sencillo y rápido que, a pesar de todo, requiere de la mano de un profesional.
 
Marcado de excavación y nivelesExcavación y nivelado de terrenoMuestras para suelo de gravaRelleno de gravas en base de excavaciónTransporte de piscinaColocación de vaso de piscinaRelleno de gravas lateralMontaje de tuberías hasta depuradoraPreparación del terreno para depuradora y tubería freáticaTerminación de relleno con gravasTerminación de montajePiscina terminada

Primero hay que realizar una excavación para formar el lecho de gravas y ya nivelado, se coloca la piscina, se comprueban nuevamente los niveles y se empieza a rellenar por los costados hasta que la piscina está asentada completamente. Después hay que colocar las tuberías hasta el local de la depuradora. Durante este proceso es importante que el área no sufra ningún movimiento.
 

Seguidamente, se terminan de rellenar los laterales con grava y se efectúa un zuncho de coronación con hormigón. El hormigon perimetral es necesario ya que agarra el perímetro del vaso evitando así que se produzcan roturas o desplazamientos en la parte superior de la piscina. Sobre este se coloca la barandilla final. Terminada la instalación, se conecta la depuradora, se llena el agua de la piscina y ya se puede poner en funcionamiento.

 

Además se puede incorporar iluminación a su piscina con la colocación de focos subacuáticos empotrados en el casco de poliéster, los cuales se encienden y apagan desde un cuadro eléctrico del interior del local depuradora.